Protocolo de limpieza de gimnasios a partir de su reapertura tras el coronavirus

Una vez reabra el gimnasio será el momento de evidenciar de un modo más claro ante el abonado que las medidas de limpieza e higienización del centro son eficientes. La confianza que susciten nuestros protocolos y acciones en ese sentido serán decisivas para continuar contando con su confianza y fidelidad.

Volvemos a recurrir a Xavier Tejerina, máximo responsable de la empresa especializada en limpieza e higienización de gimnasios e instalaciones deportivas, Netsport, para que nos explique como afrontar la limpieza de un centro tras su reapertura.

Volvemos a recurrir a Xavier Tejerina, máximo responsable de la empresa especializada en limpieza e higienización de gimnasios e instalaciones deportivas, Netsport, para que nos explique como afrontar la limpieza de un centro tras su reapertura.

¿Qué comunicación se debería dar al abonado respecto a la limpieza e higiene del centro?

El centro debe ofrecer al abonado una comunicación sufuciente para que sea consciente de qué medidas se han tomado. Necesitamos que éste vuelva a confiar en su centro deportivo y tenga la sensación de que está en un entorno seguro. La comunicación (mínima) que se debería dar al abonado es la siguiente (esta es parte de nuestra propuesta, toda la información que se desee ampliar, es buena):

Mails informativos o informaciones por las redes sociales o whatssap: Los abonados deberían recibir o ser conocedores de los protocolos que la empresa de limpieza o el centro va a realizar. Por un lado, la Higiene que se hará cuando el centro esté cerrado (importante, esta no se ve) y los productos que se utilizarán. Los repasos que se harán durante el día, y los productos que se utilizarán.

Protocolos por zonas. Se deberían colocar en cada zona de uso; vestuarios, salas de actividades, sala de fitness, piscina, SPA, etc., un documento donde se explique las acciones de limpieza y desinfección realizadas en la higiene y en el mantenimiento

Certificado/s de haber realizado una desinfección del centro con productos desinfectantes que eliminan el COVID19.

Hojas de control de limpieza. Estos documentos que deberían estar en las zonas de aseos, y donde el trabajador debe anotar la última hora de limpieza, debería estar por todo el centro, y el trabajador debería anotar la última actuación.

Reeducar a los abonados en cuanto al repaso de las máquinas una vez las haya utilizado.

Dejar a disposición del abonado papel y desinfectante para el repaso de sus máquinas y material.

¿Qué comunicación se debería dar al trabajador de limpieza respecto a la limpieza e higiene del centro?

En el caso de los operarios de limpieza, hay que recordarles cuáles serán los productos que se utilizarán para mantener la instalación limpia y desinfectada. Señalar que no son los operarios los que limpian, son los productos. Los operarios aplican. Los materiales que se deberán utilizar son los siguientes:

  • Fregadoras. Estas aceleran los procesos, utilizan cepillos que arrancan la suciedad y siempre trabajan con agua limpia. Además, el trabajador tiene que realizar un esfuerzo menor.
  • Bayetas y fregonas de microfibra. Son materiales que tienen un gran poder limpiador, tienen un secado rápido, y al ser inorgánicos, no producen bacterias.
  • Detergentes Desinfectantes Clorados. Hacen la doble función de limpiar y eliminar bacterias, hongos y virus.
  • Detergentes Desinfectantes neutros. Para la limpieza de superficies donde no es aconsejable utilizar hipoclorito sódico. Rompen la membrana del COVID19 y eliminan bacterias y hongos.
  • Desinfectantes con Cloruro de Didecildimetilamonio, pensado para las superficies donde se ha utilizado anteriormente los Detergentes Desinfectantes neutros y queremos asegurarnos de la eliminación del COVID19.

Para los repasos, recomendaríamos las siguientes acciones:

  • Pulverizar con Detergentes Desinfectantes Clorados las duchas tantas veces como se pueda. El número de veces dependerá de las horas de limpieza que el centro disponga.
  • Sala de Fitness: Repasar las máquinas y material de fitness con Desinfectantes con Cloruro de Didecildimetilamonio, durante todo el día.
  • Material de fitness en clases colectivas. Separar el material utilizado en cada clase, y que el personal de limpieza lo desinfecte. Hacerlo delante del abonado daría seguridad a los mismos de las acciones realizadas.
¿Qué instrucciones deberemos dar a los empleados del centro para mantener la limpieza e higiene del establecimiento?

Los operarios deben tener muy claro el Plan de Limpieza y qué productos utilizar y dónde. Lo ideal es siempre darlo todo por escrito, y si es con pictogramas, mejor. También conviene hacer un seguimiento de sus tareas y que vayan marcando en un documento todos los espacios que tienen que ser limpiados para poder llevar un control de toda la limpieza.

Respecto las indumentaria y elementos de protección, no distan mucho de los que deberían utilizar normalmente con una excepción, la mascarilla. El resto serían los siguientes por zonas:

  • Duchas Saunas, Baños de Vapor, etc.: Gafas de protección, guantes y botas de agua.
  • Resto de zonas: Mascarillas y guantes.
¿Deberán aumentarse los turnos de limpieza del centro en relación a los que había en el escenario pre-coronavirus?

Es posible que después de la reapertura de las instalaciones, exista una especie de psicosis y los usuarios pongan especial atención en la limpieza de las instalaciones. Será necesario ampliar la limpieza en las horas de mayor afluencia, para que los abonados se sientan más seguros y vean operarios limpiando y desinfectando. Esto dará tranquilidad a los abonados. Evidentemente, habrá que hacer hincapié en las zonas más utilizadas, como Vestuarios, Salas de Fitness y Salas de Actividades. En estas zonas, sería aconsejable tener una persona que vaya repasando todos estos espacios, máquinas, etc.

Posteriormente, con el tiempo, se podrán relajar estas medidas y dejar de tener tanta necesidad hasta llegar a las horas que cada centro considere necesarias. En este caso, quiero recordar que las horas de repasos van en función del número de usos. No se ensucia igual un centro con 1.000 abonados que otro con 5.000. Las necesidades son diferentes.

¿Se deberá aumentar el personal de esta división?

Al principio sí, será inevitable. Deberemos dar la sensación y seguridad al abonado que se encuentra en un “entorno seguro”. Habremos vivido una época donde el contacto con nuestros familiares, amigos y vecinos ha sido nulo, donde nos hemos acostumbrado a mantener conversaciones con una “distancia prudencial”, sin contacto, y volver a sentirnos seguros con personas a distancias cortas, será difícil. Por tanto, deberemos poner todas las medidas necesarias para aportar tranquilidad al abonado. Darle a entender que existe una limpieza suficiente y profesional. Es importante, no solo tener personal de limpieza, sino también anunciar los sistemas de limpieza y productos que el centro está utilizando mediante carteles o incluso algún mail, para que el abonado se sienta seguro. Vivimos en la época de la información, y en este caso debemos dar la máxima posible. El abonado debe percibir que hay una gestión profesional en todo momento. Ahora mismo la limpieza será posiblemente, la tarea más importante. Para que el abonado vuelva, debe ver que lo hace con todas las garantías sanitarias e higiénicas.

¿Qué instrucciones debe dar el gimnasio a sus usuarios y qué elementos debe facilitarles para preservar la higiene y limpieza del gimnasio?

En este caso, las “instrucciones” deberían ser las mismas que deberíamos tener con anterioridad al cierre, pero debemos aprovechar este “temor” para “enseñar” al abonado cuales son las normas mínimas y habituales en el uso de la instalación.

  • Prohibición de uso de maquinillas de afeitado o depilatorias en los vestuarios.
  • Limpieza con papel de la maquinaria que el abonado haya utilizado (si es con producto suministrado por el centro, mejor). Especialmente de las máquinas de cardio.
  • Limpieza y secado de las máquinas de Spinning, Indoor Walking, etc., en clases grupales.

Por su parte, el centro debería suministrar:

  • Papel en salas.
  • Desinfectante para máquinas.

La “educación” del abonado y acostumbrarlo en las buenas prácticas, es una necesidad de cada instalación que ésta deberá promover a través de sus monitores.